viernes, 3 de diciembre de 2010

La importancia del uso del preservativo

 Después de la aparición de la píldora en los años 60, varios países fueron aceptando paulatinamente la utilización de preservativos femeninos. Aunque el avance de la producción de los preservativos de control de la maternidad y paternidad dio pasos muy importantes en el siglo pasado y también en el presente, muchos son los jóvenes que siguen teniendo relaciones sexuales con ausencia de los muchos tipos de preservativos, situación que ha generado varias penurias sociales, como la concepción de un hijo no deseado o la transmisión de enfermedades de contagio sexual.

El preservativo es altamente eficiente para reducir la transmisión sexual del VIH (argumento compartido con ONUSIDA). Su efectividad para prevenir las enfermedades de transmisión sexual se sitúa en el 95%. Los preservativos son muy accesibles, económicos y no necesitan prescripción médica. Además son fáciles de usar y no tienen efectos secundarios.

Usarlo Correctamente
En primer lugar, debería elegir los condones de látex, el material más seguro. Los preservativos de piel natural pueden ser muy cómodos, pero no previenen todas las enfermedades. Si usted o su pareja es alérgica al látex, pruebe con los condones de poliuretano.
También es posible que desee utilizar algún preservativo especial, para satisfacer sus necesidades especiales.
Por ejemplo, si su condón tiende a deslizarse durante el acto sexual, puede ser que necesite de algún preservativo que posea una banda elastizada reforzada en su base.
En el caso de que su pene erecto sea inusualmente grueso o largo, es posible que necesite alguno de los condones que se venden especialmente para estos casos. De cualquier forma, debe saber que no existen penes que sean "demasiado grande para un condón", ya que, si se usan correctamente, cualquier condón regular puede servir para cualquier pene erecto. 
Siempre es importante que, en lo posible, intente hablar más con su pareja y/o amigos acerca del uso del condón, para interiorizarse más sobre su uso. Dígale a su pareja que usted usa un preservativo porque se valora a sí mismo, pero también porque la valora a ella.
Escrito por: Olga Gómez

Las fantasías sexuales son fuertes estimulantes

La más común de un hombre,
estar con dos mujeres a la vez

Las fantasías son representaciones mentales que pueden darse de forma voluntaria o involuntaria. Lo que caracteriza a las fantasías es la capacidad de introducir en ellas toda una serie de detalles, que en la vida real podrían ser imposibles.
En la sexualidad, la capacidad para fantasear enriquece la vida erótica.Imaginar situaciones sexuales que producen sensaciones fisiológicas y psicológicas favorece el deseo sexual y mantiene la excitación durante la respuesta sexual.
Tanto los hombres como las mujeres usan la fantasía porque les gusta. Muchas veces se ha pensado que los hombres tienen más deseo o piensan más en el sexo que las mujeres, por el hecho de fantasear con más situaciones eróticas.
En la actualidad, tanto los hombres como las mujeres fantasean sobre situaciones que les producen agrado. Las fantasías sexuales más comunes en los hombres son, practicar sexo con dos mujeres a la vez (trío), Practicar sexo con una pareja distinta a la habitual,   Practicar sexo en grupo, Incluir escenas sadomasoquistas, de dominación o sumisión en las relaciones sexuales, practicar sexo con otros hombres, practicar sexo de forma distinta a la habitual con su pareja (sexo anal, oral, posturas, lugares…).
Mientras que las más comunes en las mujeres son: practicar sexo con una pareja distinta a la habitual, practicar sexo con mujeres, Ser objeto de una relación sexual forzada por uno o varios hombres (sumisión), poseer a un hombre forzándolo a mantener una relación sexual (dominancia),  Imaginar que es una persona diferente desempeñando un rol distinto al habitual (por ejemplo, imaginarse siendo una enfermera que practica el sexo con un paciente), imaginar relaciones sexuales mantenidas anteriormente, practicar sexo en lugares distintos a los habituales. 
Tanto los hombres como las mujeres incluyen escenas de sexo explícito en sus fantasías, escenas violentas o de dominancia y sumisión.

Fantasía o realidad

La magia de las fantasías sexuales es el hecho de poder “meter” en ellas toda una serie de elementos que podrían ser imposibles en la realidad. El hecho de poder imaginarse haciendo el amor con una persona famosa o en un lugar maravilloso o imaginario, pone de manifiesto que algunas fantasías no van a hacerse realidad.
Lo que ocurre es que muchas personas creen que si algo les excita en su mente, les excitará también en la práctica real. Esto no ocurre así. Numerosas personas que han puesto en práctica ciertas fantasías realizables, se han dado cuenta de que no les satisfacía en absoluto dicha situación. Otras muchas, son conscientes de que la fantasía solo está en su mente.

Escrito por: Olga Gómez

jueves, 2 de diciembre de 2010

¿Por qué no logro tener un orgasmo?


Muchas mujeres muestran dificultad o imposibilidad para llegar al orgasmo. La causa suele ser psicológica o social y puede superarse con la atención de un profesional
El sexo es un aspecto muy significativo en la pareja, hasta el punto de que si no funciona puede originar conflictos importantes. Las mujeres se preocupa por su sexualidad, pero no todas logran conseguir el orgasmo.
El orgasmo es una respuesta neurovegetativa como consecuencia de la excitación sexual, y se desencadena en la zona sacro-lumbar de la médula espinal. Se caracteriza por la contracción rítmica de los músculos que rodean la entrada la vagina, el útero y el esfínter anal.

Anorgasmia Femenina
La causa más común de la falta de orgasmo en la mujer es el control inconsciente que ejerce sobre su sexualidad. Múltiples causas, normalmente sociales, pueden influir en la forma en que cada uno vive su sexualidad.
Los prejuicios que se tienen sobre cómo deben ser las cosas y los modelos que a cada uno le han enseñado, puede que no permitan vivir la sexualidad de una forma plena. Por ejemplo, si a una mujer le han enseñado que disfrutar durante el sexo es algo negativo, no vivirá la sexualidad de forma plena. Aspectos religiosos y culturales tienen notable influencia en este aspecto.
Son múltiples las causas que hacen que una mujer no logre conseguir un orgasmo en sus relaciones sexuales. En primer lugar se tienen que dar una serie de condiciones físicas y psicológicas necesarias para que esto suceda. Si estas condiciones se cumplen, factores sociales, psicológicos o de pareja pueden influir en la dificultad o imposibilidad para llegar al orgasmo. La causa más frecuente es el control inconsciente que se ejerce sobre la propia sexualidad. 
Conseguir un orgasmo puede ser fácil acudiendo al profesional correspondiente que pueda analizar cada una de las causas que puedan estar influyendo. 
Escrito por: Olga Gómez

¿Existen estas mujeres insaciables de sexo?



Ninfómanas... ¿Mito o Realidad?

La fantasía masculina de encontrar una lasciva ninfómana es muy común, la imagina ardiente y urgida por tener una relación sexual... ¿hasta dónde es cierto?.

Ninfomanía no es libertad sexual

El término ninfómana se ha utilizado alegre y livianamente para adjetivar a toda aquella mujer con un notable apetito sexual. Dependiendo del punto de vista, el deseo sexual de una mujer resulta exagerado para un hombre si ella es multiorgásmica, por ejemplo, y él un eyaculador precoz.
En el marco de una sociedad muy recatada y llena de tabúes, una libertad sexual bien vivida y disfrutada por elección propia también puede ser tachada de ninfomanía. Incluso la práctica habitual de la masturbación femenina aún sorprende a muchos, e inmediatamente incluyen este íntimo placer en la categoría de patología.

El mito y el erotismo

Es muy común en los sitios web pornográficos encontrar la palabra ninfómana como referente para los vídeos o fotografías de mujeres ardientes que no pueden mantener las manos quietas y las piernas juntas, el deseo de mantener sexo es superior a ellas y realizan todo tipo de prácticas para satisfacerse.
Los espectadores de dichas fantasias adquieren la noción errónea y comercial de la realidad. Las mujeres ninfómanas rara vez sienten placer con el coito, hasta pueden ser frígidas, es tanta su obsesión por satisfacer la necesidad emocional, el vacío interior, que el acto sexual es un medio y no un fin en sí mismo.
Una verdadera ninfómana, es muy raro encontrarla, teniendo en cuenta que la población con hipersexualidad es del 6% (dentro de esta, las mujeres ocupan un 2%), lo mantendrá disimulado y callado.
Escrito por: Olga Gómez

El mal olor corporal, enemigo del sexo


No solo la belleza física, la ropa o el peinado son elementos a considerar cuando se quiere atraer amantes a raudales… algo tan importante como el olor corporal es muchas veces devaluado a favor de otras consideraciones. Y no te estamos hablando de la necesidad de elegir un buen perfume, sino de algo tan sencillo como cuidar la propia higiene.
Todos desprendemos un determinado olor que nos es característico y que tiene que ver con nuestra alimentación o nuestras costumbres higiénicas. Tan importante es el olor corporal que es mediante el olfato como nuestra libido se activa. Sin ir más lejos, las axilas y los órganos genitales producen unas feromonas que envían señales que solo el órgano vemeronasal puede descodificar. Y este se encuentra, como no, en la nariz. El sistema vemeronasal transmite dichas señales al cerebro, que las traduce en deseo sexual.
Evidentemente, nosotros no somos conscientes de todo esto, las feromonas no pueden “olerse” en sentido estricto… pero regulan las curvas de nuestro deseo de manera extraordinaria. Pese a que ya se haya inventado el Channel Nº5, seguimos siendo seres primitivos. Sin embargo, hay algo que ni un millón de feromonas pueden evitar: el mal olor. Después de una ardua jornada de trabajo o de deporte, desprender un cierto “tufito” no es nada anormal. La biología manda en estos casos. No obstante, no olvidemos que ese “tufo” del que hablamos tiene muy fácil solución… una ducha y arreglado.
Los problemas surgen cuando obviamos esa obligada ducha más de una vez. En ocasiones nuestro cuerpo desprende mal olor aunque nosotros no nos demos ni cuenta (nuestra pituitaria se acostumbra a todo), por lo que debemos estar al tanto y establecer unas ciertas rutinas higiénicas. Y cuando hablamos de olores corporales no solo nos referimos al sudor, sino que boca, pies, genitales y pelo también cuentan.
Un mal olor en el momento menos esperado puede cortar por lo sano una noche de pasión, pero no siempre se debe a una falta de higiene. Hay pequeños detalles en los que no caemos que nos pueden ayudar a mantener nuestro sex-appeal a raya. Por ejemplo, una alimentación que no te proporciona las suficientes cantidades en zinc o Vitamina B puede incidir. Por otro lado, es normal que en determinadas etapas de la vida se tenga de andar con más cuidado con la sudoración. Esto les ocurre a las mujeres en la menopausia o a los hombres desde la adolescencia hasta pasados los 30.
Enfermedades como la diabetes, el estreñimiento o las complicaciones de hígado pueden causar malos olores, así como algunas complicaciones cutáneas como las úlceras o las hemorroides.
Por último, una ropa que impida la transpiración (los tejidos sintéticos, por ejemplo), no usar un buen desodorante o un calzado con mala ventilación pueden ser causas más que probables de una mala gestión de nuestro olor corporal.
Escrito por: Kenya Marcano

¿Cómo lograr hasta 8 horas de placer?


Ejercicios de respiración, contacto corporal y visual, son algunas de las piezas claves para lograr una buena sesión del denominado “sexo tántrico”. Practicado con mucha menos frecuencia que el sexo tradicional y con un preámbulo de larga duración, este tipo de encuentro sexual, según aseguran expertos tantristas alrededor del mundo, es la “crema” del sexo. “El verdadero sexo”, como lo indican algunos.

“Hace falta un alto nivel de concentración, paciencia de oro, afinidad extrema por la pareja y muchísimas ganas de disfrutar del placer, de una manera poco convencional, para lograr una exitosa sesión de sexo tántrico”, testifica Raquel Barroeta, practicante del tantra.

Camino al éxtasis
Según guías fáciles de sexo tántrico, los pasos que deben seguirse, se presentarán a continuación:
  1. La respiración: ésta juega un papel fundamental al inicio de esta práctica sexual. Acostados o sentados, la pareja debe estar frente a frente, cara a cara. Mientras uno exhala, el otro inhala. Mientras esto ocurre, podrán sentir cómo una energía sexual invade sus cuerpos. No debe durar menos de 30 minutos.
  2. Contacto visual y corporal: mientras se desarrolla la sublime danza de respiración entre los amantes, las caricias (por parte de los dos), deben inundar sus cuerpos desnudos, preferiblemente con la yema de los dedos. Simultáneamente, deben conjugar las caricias con un juego de miradas, donde sólo ellas hablen de cuánto deseo se tienen.
  3. Besos tántricos: ahora debe entrar en juego el contacto con los labios, no sólo boca a boca, sino por todo el cuerpo. La intensidad de estos besos deben ser, sumamente lentos y, en algunos casos, casi sin tocar la piel de tu pareja.
  4. Penetración con velocidad 1: justo después del juego de caricias, respiraciones y besos apasionados, debe llegar el momento de la penetración. La misma debe seguir el mismo ritmo. El hombre debe introducir el pene en la vagina y dejarlo allí por un rato, sin movimiento alguno, sintiendo únicamente, la temperatura caliente que tanta excitación ha provocado en el órgano sexual femenino. Es en este paso, donde debe haber un alto grado de control y concentración, para evitar querer llegar al orgasmo agresivamente, cortando así el excelso momento.
  5. Clímax: al momento de llegar a la parte cumbre del sexo, se debe continuar con la suavidad que ha caracterizado la sesión. Inmediatamente luego de lograr el orgasmo (clímax), ambas partes experimentarán vibraciones y sensaciones de placer, que van más allá de la sexualidad. Desde piel de gallina, respiración contenida y un alto nivel de adrenalina en la sangre pondrán punto final a una intensa actividad sexual que puede durar, con tan sólo ganas de disfrutar, unas ocho horas aproximadamente.
    Escrito por: Jhonatan López

Mujeres en solitario


Según expertos, masturbarse es un acto normal, tanto para hombres como para mujeres, a pesar de que en las mujeres aún siga siendo éste, un tema tabú en pleno siglo XXI; sin embargo, cada vez es más notorio (según estudios sexuales realizados por diferentes universidades a nivel mundial), el hecho de que las mujeres acuden a la masturbación para obtener placer, tan continuamente, o más que los hombres.

Marisela Salcedo, Sicóloga clínico y especialista en terapia familiar, asegura que hace décadas atrás, hablar de la masturbación femenina era un completo tabú. “En la actualidad, a pesar de que es más normal y ha dejado de ser un tema tan cerrado para la sociedad, aún se encuentra un alto porcentaje de mujeres que prefieren no hablar del tema por pena”.

Daniela Rodríguez, habitante del municipio Urbaneja, comentó que ella no tiene ningún problema en masturbarse y hablar de ello. “El hecho de que yo me estimule, más allá de ser algo perjudicial, o de lo que me tenga que avergonzar, me parece todo lo contrario, estoy conociendo mi cuerpo y dándome placer como cualquier hombre lo hace, o incluso mujeres, aunque a muchas no les guste hablar del tema”.

Por su parte, la doctora Salcedo indica, que la mayoría de las féminas, aunque no se masturben en solitario, utilizan este método para llegar al clímax, mientras están teniendo relaciones sexuales.
Escrito por: Jhonatan López


miércoles, 1 de diciembre de 2010

"Íntimo" por una buena causa

 

Una campaña en el día mundial del VIH/ SIDA

Los actores venezolanos, Marisa Román y Guillermo García aseguraron, que no han participado en ningún video sexual comprometedor. El material audiovisual lanzado en las redes sociales y en el que ambos protagonizan un encuentro “íntimo” es parte de una campaña publicitaria que promueve la prevención del VIH.
“Tuvimos que guardar silencio y crear el ambiente de expectativa. La premisa fue siempre la discreción; sin embargo, Guillermo y yo advertimos a nuestros familiares para evitar confusiones”, fueron las palabras de Marisa Román en rueda de prensa en el lanzamiento de la campaña.
Prestaron su imagen para una causa importante. El video ya comenzó a transmitirse completo. Es un corto de ficción de cuatro minutos en el que Marisa Román y Guillermo García recrean a una pareja heterosexual que al mantener relaciones alertan a la población sobre la importancia del uso del preservativo.
La iniciativa se realiza en el marco del Día Mundial de Respuesta al VIH/Sida y está respaldada por la fundación Acción Solidaria.
Esta campaña inteligente despertó la curiosidad del los cibernautas y generó un tráfico de 30 mil visitas a la página de la asociación.
Escrito por: Kenya Marcano.


¿Qué hay de cierto en la eyaculación de la mujer?

La clave esta en el Punto G

La eyaculación en la mujer, tal como ocurre en el hombre, ha entrado recientemente en el debate sexual y no son pocos –ni pocas– los que se preguntan si se trata de un mito o de una realidad. La cuestión es que, de ser un término prácticamente desconocido, a día de hoy, la palabra squirting cuenta con millones de búsquedas en Internet. Cualquiera que haya visto videos pornográficos sobre eyaculaciones femeninas habrá experimentado, además de una cierta excitación sexual, serias dudas sobre la autenticidad de lo que está viendo.

Conocemos que la mujer segrega un líquido más o menos viscoso en el momento de la excitación sexual. Su cometido es lubricar la vagina para facilitar la penetración y que esta no resulte dolorosa, sino todo lo contrario. Anteriormente se pensaba que las cantidades abundantes de líquido que expulsaban algunas mujeres, estaba relacionado con una mayor lubricación vaginal. Pero no necesariamente es así. La razón hay que buscarla, y nunca mejor dicho, en el punto G y en un pequeño órgano conocido con el nombre de glándula de Skene.

El punto G, es la clave

La eyaculación en la mujer y el redescubrimiento del punto G en los últimos años son dos aspectos íntimamente relacionados. El punto G se halla situado en la esponja uretral, muy rica en terminaciones nerviosas, lo que la hace especialmente sensible a la estimulación. Durante la etapa de la excitación sexual aumenta el flujo sanguíneo y también aumenta el tamaño del punto G. Por otra parte, las glándulas de Skene, muy próximas al punto G, experimentan el mismo proceso. Dichas glándulas producen un líquido inodoro e incoloro de aspecto lechoso que, con las contracciones producidas por el orgasmo, es expulsado a través de la uretra. En muchas mujeres es apenas perceptible o incluso no se produce, mientras que en otras, dicho líquido puede ser muy abundante y asemejarse a una eyaculación.
Científicamente comprobado según informe publicado en The International Journal of Sexology, en 1950 es donde Ernst Gräfenberg, dio nombre al punto G, daría a conocer sus descubrimientos relacionados con el y la eyaculación en la mujer. Según Gräfenberg: “Esta convulsa expulsión de fluidos ocurre siempre en la cúspide del orgasmo y simultáneamente con él”. Lo que puede definirse como eyaculación femenina.
Escrito por: Olga Gómez.

El VHI/SIDA y sus implicaciones en los derechos humanos



El estigma y la discriminación asociados con el VIH y el Sida, son los mayores obstáculos para la prevención de infecciones, el suministro de asistencia, apoyo y tratamiento adecuado. Es evidente que esto frena los esfuerzos para controlar la epidemia mundial y genera un clima desfavorable que colabora con su propagación.
El estigma legitima y organiza las prácticas discriminatorias. No se debe permitir la atribución de características como: “los adolescentes son irresponsables, las mujeres son muy emocionales y débiles, las personas con VHI son promiscuas” toda esta estigmatización ocasiona una discriminación a nivel social como por ejemplo: “los adolescentes no deben tener educación sexual, las mujeres no deben gobernar, los que tienen VHI no deben ejercer su sexualidad”. Todos estos aspectos colaboran con la expansión de ideas erradas acerca del virus, lo que produce que éste se propague cada vez más ya que los mismos individuos se crean un concepto erróneo de la enfermedad y distorsionan su comportamiento.
En la sociedad se producen varias metáforas o representaciones acerca de esta enfermedad infecciosa. Muchas la condicionan como “sinónimo de muerte”, está comprobado que aún no existe la cura para el virus pero los avances de la medicina han proporcionado medicamentos eficaces para evitar que el virus continúe destruyendo las células de defensa, específicamente los linfocitos T ó CD4. Otros la califican como una “enfermedad derivada de un castigo por comportamientos inmorales”, también como “sinónimos de guerra”, es decir, como un virus contra el cual hay que combatir, otros lo catalogan con semejanza a “horror” en el que las personas infectadas se ven como temibles e indeseables. También lo perciben como algo ajeno, un mal que solo afecta a “otros” marginándolos y considerándolos como homosexuales y mujeres “libertinas”.
Estas metáforas producen formas opresivas en las sociedades, disminuyendo los incentivos en las personas que están o han enfrentado a este virus.
Todo esto va produciendo un circulo vicioso que viola los derechos humanos de quienes viven con V HI/Sida. Una demostración de lo que produce el estigma sería el siguiente:
La violación de sus derechos es algo que debe erradicarse a nivel mundial, pues los individuos que viven con este padecimiento también pueden llevar una vida normal. Con los tratamientos antirretrovirales (ARV) que ayudan a deber la reproducción del virus en la sangre y son efectivos para evitar la aparición del Sida, que es la etapa final de la infección por el VHI.
El temor a ser discriminados priva la voluntad de las personas para hacerse la prueba de detección de VIH, esto obstaculiza la prevención e impide atender oportunamente la infección.
Escrito por: Kenya Marcano.



Parafilia, ¿desviación o no?




Muchas personas experimentan excitación y placer sexual de formas atípicas
Han sido numerosos los intentos para definir las parafilias. Anteriormente, estas tenían un carácter muy negativo, utilizando palabras como desviación, depravación o perversión para hacer referencia a este tipo de conductas. Las definiciones se basaban en los conceptos de normalidad-anormalidad. Eran consideradas parafilias todas aquellas conductas que se salían del modelo establecido, es decir, el modelo heterosexual-genital-reproductivo. Con esto, la conducta homosexual, o conductas como el sexo anal u oral, eran consideradas parafilias dependiendo del lugar y la época.
Actualmente, las parafilias podrían definirse como “formas atípicas de experimentar placer sexual”. Esta definición posee un carácter más neutro.
Las parafilias, si las definimos como formas atípicas de experimentar placer sexual, no tienen nada de malo. Esta definición solo implica que no se trata de algo que haga la mayoría de la población. Lo negativo viene cuando la conducta sexual se convierte en algo obsesivo, fuera del control de uno mismo.
Por lo tanto, una parafilia necesitará tratamiento cuando se convierta en el centro de la vida de la persona que la sufre, le influya de forma negativa en su vida cotidiana, o implique a terceras personas sin su consentimiento.
El hecho de hacer daño a terceros o a uno mismo es razón suficiente para que una conducta no sea aceptada.
La imaginación no tiene límites y lo que a cada uno le produce excitación sexual tampoco. Las parafilias no tienen por qué ser negativas siempre que no impliquen nada malo a la persona o personas implicadas. Cada pareja puede disfrutar libremente su sexualidad con prácticas aceptadas por ambos. Del mismo modo, cada persona puede vivir su sexualidad propia como desee cuando no implique daño a sí mismo o a los demás.
El hecho de que exista una definición consensuada de parafilia es importante para que se pueda hablar de ellas con más exactitud, pero es muy difícil llegar a hacer una definición correcta, puesto que siempre habrá un componente subjetivo. Así pues, lo importante es cómo la parafilia afecta a la vida de la persona en sí, el estado subjetivo de malestar que le produce y los posibles daños a los demás.
Escrito por: Olga Gómez.



Conociendo la vagina y sus mitos

Más allá de un órgano, es la puerta a la vida
Todos los seres humanos provenimos de una mujer, para comprender la sexualidad debemos remontarnos a la puerta que abre el punto de nuestro origen.
La vagina es el canal por el cual la mujer da la vida, debemos aprender a conocerla y a no temerle, como en algunas culturas en que se creía que ésta era un objeto satisfactorio del pene de los hombres. Este mito refleja el desconocimiento que hombres y mujeres tienen de la anatomía y sexualidad femenina.
Por muchos años “el pene” se significaba simbólicamente fuente de poder en la cultura patriarcal, sin embargo la vida se generó en el cuerpo de la madre, de la mujer y fluyó por sus paredes vaginales, así fue como salió por aquel orificio, por el que el ser humano vio por primera vez la luz.
Aunque no lo crean
Una de cada 5.000 mujeres nace sin vagina, afectadas por lo que médicamente se denomina Síndrome de Rokitansky. Este es el caso de Sonia, una joven de 21 años, natural de Cartagena, que a los 17 años descubrió que no tenía ni útero ni unos genitales femeninos completos, según documental de wordpress.com

Otras dos mujeres con Síndrome de Rokitansky que no han tenido que recurrir a la cirugía y han conseguido crear su propia vagina con el método de la dilatación. Thaís (40 años) y Paula (27años) nos cuentan su particular proceso con los dilatadores para llegar a crear ellas mismas su vagina, y el doloroso camino que han recorrido para recobrar su autoconfianza como mujeres.

También para ellas existe la estética, conozcamos la historia de Tatiana, ella tiene 23 años y se ha sometido a varias intervenciones de estética como lo es la Labioplastia. Tener un cuerpo perfecto es su arma de autoconfianza, la última vez que entro a un quirófano fue para retocarse los labios vaginales y es que para Tatiana, tener unos genitales bonitos le hace sentirse más segura, tanto en sus relaciones íntimas, como en su trabajo como stripper.
Escrito por: Olga Gómez.


Dimensiones de la sexualidad femenina

La mujer debe poseer un conocimiento profundo de su cuerpo, sus deseos y necesidades, para lograr que su sexualidad florezca y pueda gozarla plenamente

Ser mujer implica muchas cosas, madres, hijas, esposas, amigas, abuelas y amantes, la mujer es un enigma; asimismo lo es su
sexualidad, tan maravillosa, poderosa y llena de misterios.
Por muchas décadas el sexo femenino ha permanecido ausente en todos los ámbitos y no solo en algo que es tan suyo como en el disfrute de su sexualidad, al que no se puede llegar sin poseer un conocimiento consciente y reflexivo de lo que son sus cuerpos y deseos.
Dentro de la dimensión de lo fisiológico, el cuerpo, parece que no hay un reconocimiento del mismo por parte de la mujer y un miedo a mirarlo y hasta de amarlo.

El tesoro de la virginidad

Durante mucho tiempo se consideraba la virginidad de las mujeres como si fuese un tesoro, por lo que muchos hombres no podían con la idea de una mujer no virgen, por ello la mujer guardaba celosamente su  virginidad, que al perderla las hacía parecer como indignas, como si hubiesen caído a lo más bajo y hubieran perdido todo su valor.
A mis hijas, les he inculcado valores, y el significado de llegar virgen al matrimonio. El hombre da más valor a una mujer pura, inocente. Yo me casé a los 25 años y virgen, fueron las palabras de una sra. de 44 años quien prefirió dejar su identidad en el anonimato.
Pero este contexto actualmente, ha ido cambiando poco a poco, pero no puede decirse que se ha roto el paradigma, ya que no es igual en algunas regiones o países.
Esta madre mencionada anteriormente, es afortunada de tener cuatro hijas y todas estas irónicamente han tenido sexo desde temprana edad, a espaldas de la mamá y mantienen relaciones de 2 y 3 años. Es una de las causas de mantener el tema de la sexualidad como un tabú.
Generalmente la evolución que ha tenido esta concepción ha sido lenta, dependiendo de otros factores entre los que podrían denominarse, los religiosos y el nivel educativo de las personas.

Caricias femeninas. Principio del placer

La mujer, al tener una conciencia real de su cuerpo y de las sensaciones que emanan del mismo, logrará tener control sobre él y podrá actuar de acuerdo a sus propias convicciones y necesidades. Dejará de ser el objeto sexual o la fuente mediante la cual el otro podrá satisfacerse y descubrir el camino que la acercara al principio del placer.
Actualmente, la mujer se siente mutilada porque la sociedad represiva en la que vivimos la ha despojado de algo tan natural como lo es su deseo. Y al contrario de expresarlo, se les ha enseñado que el sexo es malo. Siendo niñas han crecido temiéndole a sus propios cuerpos y deseos. 
Esta cultura de relaciones y poder ha provocado una enorme fuente de insatisfacciones en hombres y mujeres, ya que se ha heredado una especie de absurdos miedos respecto al sexo.
La base de una sociedad justa sexualmente debe sustentarse y remitirse a una cultura más amplia en donde hombres y mujeres seamos vistos de la misma manera y poder expresar plenamente nuestra sexualidad.
 Escrito por: Olga Gómez.

martes, 30 de noviembre de 2010

Gestos sensuales

El lenguaje corporal se transmite por medio de los movimientos o gestos, igualmente delata tus sentimientos y percepción acerca de la persona con quien estés comunicándote. Es por ello que aquí te presentaremos unos tips que te ayudaran mucho a la hora de seducir y conquistar a quien desees.
En los hombres es muy seductor:
1 Arreglarse el nudo de la corbata con la mano.
2 El pliegue del pantalón.
3 Las solapas de la chaqueta.
4 El pañuelo en el bolsillo etc.
En las mujeres estos concejos son muy tentadores:
1 Arreglarse el cabello.
2 Morderse los labios.
3 Acariciar un objeto determinado inconscientemente.
4 Una sonrisa con una mirada directa y prolongada (10 segundos o más).
5 La clásica mirada de arriba, abajo.
Escrito por: Kenya Marcano

Una húmeda experiencia

Frecuentes o no, un alto porcentaje de personas, sexualmente activas, han experimentado lo que son los "sueños húmedos".
Según estudios realizados por especialistas en el tema, esta experiencia es vivida mayormente por el sexo masculino.
William López, médico cirujano, explica que esto ocurre sobre todo en los hombres, por ser estos sexualmente más activos que las mujeres.
"Justo en la edad donde el hombre se está desarrollando, es cuando este evento (los sueños húmedos), ocurren con mayor frecuencia", asegura López.
El especialista indica, que durante el desarrollo de estos "sueños", la mente humana juega un papel fundamental.
"En estos casos, los pacientes experimentan una sensación, sumamente real que los lleva a tener un orgasmo, tal y como si estuviesen teniendo relaciones sexuales en la realidad", afirma el galeno.
Relato sexualVarias personas que compartieron su experiencia, pero no quisieron revelar sus nombres por pena y prejuicios, coinciden en una misma historia, que los llevo a experimentar un sueño húmedo.
"Todo es un sueño. Es necesario tener un alto grado de morbo y excitación para que eso pase. Uno en el sueño siente tal cual como si estuviese teniendo sexo, y lo que hace que te despiertes es la humedad con la que te levantas".
Escrito por: Jonathan López.

¿Con o sin juguetes?


Hace un par de décadas atrás, utilizar "juguetitos sexuales" era un tabú, pues emplear este tipo de accesorios en el acto sexual podría acarrear grandes incomodidades, sobre todo por el sexo masculino.
Esto se da, por la cultura machista que existe en el país, lo que en un caso como este donde la mujer quiera utilizar juguetes, el hombre podría sentir que no satisface lo suficiente a su pareja.
Rosmari Salas, psicóloga especialista en terapias de pareja, asegura que utilizar este tipo de "accesorios" sexuales, en lugar de ser incómodo para una o para ambas parte de una pareja, debería ser placentero, puesto que le daría a la relación un toque de locura, aventura y novedad.

"He tratado parejas que tienen mas de 10 años casados y utilizan juguetes sexuales. Según relatan estos pacientes, la experiencia les ha ayudado a mantener la llama de la pasión encendida", expone Salas.
La doctora continuo explicando, que esto ocurre porque los seres humanos necesitan de cosas novedosas para salir de la rutina, sobre todo cuando de relaciones de pareja se trata.
Para todos los gustos
En el mercado de la sexualidad, existe una gama innumerable de juguetes sexuales que pueden ser utilizados por las parejas, según sea su gusto y preferencia.
Desde los conocidos "vibradores", de diferentes tamaños y formas, hasta ropa interior comestible, pueden ser usados para satisfacer el morbo de cualquier pareja.
Escrito por: Jhonatan López

Falta de orgasmos es perjudicial para la salud




Actualmente, la posibilidad de alcanzar el orgasmo ocupa, en general, un lugar muy valorizado en la sociedad. Su ausencia suele producir frustración, depresión, baja autoestima y sufrimiento en la mujer que no lo logra, así como vivencias de desvalorización masculina en su pareja.
La ausencia de orgasmos sostenida en el tiempo puede provocar dolor pélvico crónico, prurito, un hormigueo peculiar o irritación  incómoda de la piel, y flujo vaginal por la falta de descarga de la sangre acumulada en los genitales durante la excitación.
Su falta puede llevar, paulatinamente, a la inhibición del deseo sexual, y a la evitación de actos sexuales como forma de defenderse ante la frustración.
Aparentarlos
Una salida "tramposa" que buscan algunas mujeres es fingirlo para no sentir vergüenza ante su compañero, generalmente le resulta difícil al varón poder percibir el orgasmo de su pareja. Esta aparente "solución", sólo alivia la ansiedad inmediata de la mujer; pero con el tiempo dificulta un verdadero orgasmo, mantener esta situación ficticia causa problemas en la relación.
La mayoría de las mujeres logran alcanzar una verdadera excitación con sus parejas un tiempo después de haber comenzado su vida sexual. Esto se debe a que el clímax se produce ante todo por aprendizaje; la mujer necesita conocer su cuerpo y sus genitales, saber cómo responde ante los diferentes estímulos. También necesita saber y familiarizarse con las actitudes de su compañero así como vivenciar un clima de confianza y serenidad para entregarse a la relación.
Escrito por: Kenya Marcano

La primera vez tiene un significado especial

Educación sexual, para parejas inexpertas

Cuando se habla de "primera vez" nos referimos normalmente, a la primera experiencia que se tiene en una relación sexual con penetración. Eso no quiere decir que las otras "primeras veces" (torcarse, verse desnudos, el primer orgasmo, etc.)  tengan menos importancia.
Cada persona tiene que ser capaz de decidir cómo, con quién y en qué momento quiere empezar a tener relaciones sexuales con penetración. De la misma manera, tienes el derecho de decidir qué tipo de prácticas sexuales quieres experimentar.

¿Cuándo empezar?

No hay un  momento indicado para todo el mundo. Se empieza cuando tú sientes que lo quieres, que lo deseas y te sientes preparado o preparada. No hay prisas.

¿Puedo quedarme embarazada la primera vez?

Es necesario que antes de la primera vez pienses qué método anticonceptivo utilizar. Sí puedes quedar embarazada y; además, el miedo al embarazo puede aumentar la angustia y la desconfianza entre ambos.
Un chico o una chica que se protege de un embarazo y/o de una infección de transmisión sexual demuestran tener madurez.

Orgasmo y primera vez. ¿Duele la primera vez?

La primera vez no siempre se llega al orgasmo. La inexperiencia, la emoción y cierto miedo hacen que muy a menudo no se tenga el orgasmo soñado.
La rotura del himen de la chica a veces puede ser molesta, pero no tiene que ser traumática. La confianza, la ternura y el afecto ayudan a conseguir la relajación y que las posibles molestias pasen a un segundo término.

Escrito por: Olga Gómez.